BLOG

Códigos QR

06/06/2013 | Móviles

Códigos QR
Con la llegada de los móviles de última generación han empezado a popularizarse estos recuadros con dibujos puntillistas sin aparente significado en todo tipo de soportes: tarjetas, carteles, folletos, webs (ver la sección de contacto de ésta), vídeos… ¡hasta coches! ). Muchos sabréis que se trata de códigos QR (Quick Response o respuesta rápida), pero vamos a analizar un poco sus características:

Qué son

En realidad se trata de una especie de código de barras bidimensional: la información es almacenada en una matriz de píxeles. Fueron creados en 1994 por Denso Wave, orientados en un principio a la gestión de repuestos en la industria del motor. Después su utilización se fue extendiendo a otras industrias y, con la aparición de los smartphones, al ámbito de la publicidad.

Composición

Lo primero que destaca son los tres cuadrados que ocupan tres de las esquinas de nuestro código. Estos se llaman finder pattern, y sirven para que el dispositivo que está leyendo el código conozca el tamaño de éste, la orientación y el ángulo en el que está siendo escaneado. En la esquina que queda libre, hacia dentro, hay otro recuadro (alignment pattern) que permite al lector saber si el código está distorsionado (puede estar doblado o situado en una superficie que no sea plana). Otras partes del dibujo ayudan a reconocer la versión, el tipo de datos que estamos utilizando, etc. Otros píxeles de la matriz representan la información que queremos transmitir (un enlace, un texto, una imagen…).

Tipos

Existen varias formas de clasificar los códigos QR. Más allá de las diferencias de contenido (por ejemplo: un enlace a Google Maps, un número de teléfono) es interesante la distinción entre códigos estáticos (mantienen siempre la misma información) y dinámicos (la información puede cambiar de un momento a otro). Un ejemplo de QR dinámico sería uno que ofreciera información metereológica, que variaría dependiendo del momento de la consulta. La imagen del QR en realidad no cambia, pero este está enlazando a herramientas del servidor que permiten cambiar el contenido de este.

QR vs. BIDI

Estos 2 términos han llegado a causar confusión (¡incluso en el Ministerio de Hacienda!). No son lo mismo. Un código BIDI es cerrado y privado, se necesita una aplicación de la compañía que lo creó (aunque ésta sea gratuita) para interpretarlo. El QR es un código abierto, es un estándar internacional (ISO/I6C18004) de libre uso.

Usos

Desde una simple dirección, un teléfono, un eslogan hasta un hipervínculo con todas sus posibilidades (un enlace a nuestra web, hacer “me gusta” en una página o seguir en Twitter…), pasando por añadir a la agenda telefónica, descargar aplicaciones…
También ha sido utilizado en otros ámbitos como el artístico o el ajedrecístico.

Generadores

Existen muchas webs que generan automáticamente nuestro QR, pero la que nos ha parecido más completa y destacable es beqrious. En primer lugar tendremos que seleccionar el tipo de QR que queremos generar (enlace, correo electrónico, teléfono, texto, vCard, SMS o diversas redes sociales). Después hay una opción para elegir el color de nuestro código QR y por último solo tenemos que descargarlo en el formato que queramos.
También existe la posibilidad de personalizar nuestro código QR de varias maneras:
-De forma que los píxels que configuran la información “dibujen” una foto de nuestra elección: en esta web.
-Si realizamos códigos para redes sociales, cabe la posibilidad de poner el logo de la red social a la que conduce este. Se puede hacer, por ejemplo, desde aqui.
-Incluyendo en el dibujo una foto (por ejemplo, el logo de tu empresa): aquí (es la misma web que la del anterior punto) o aquí si quieres tener muchas más posibilidades de edición (hay que registrarse, que es gratis, pero el acceso a algunos paneles de edición es de pago).
En la imagen de abajo se pueden ver ejemplos de códigos generados en algunas de estas páginas.
qr02

Futuro

La implantación del código QR ha sido mucho menor de lo que se esperaba en un principio, especialmente en Europa. Hay autores, como Enrique Dans, que incluso lo han dado por muerto. También existen datos que parecen indicar un despertar del uso de esta tecnología en el viejo continente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR